fbpx

El Pi propone que los Ayuntamientos puedan continuar utilizando los remanentes y que el catalán sea un requisito

El Pi propone que los Ayuntamientos puedan continuar utilizando los remanentes y que el catalán sea un requisito

El PI-PROPOSTA PER LES ILLES BALEARS ha propuesto a la Asamblea de Alcaldes y Alcaldesas de Mallorca que los Ayuntamientos puedan continuar utilizando los remanentes de tesorería, como se hace desde la pandemia, y que se recupere el requisito del catalán al ámbito sanitario y garantizar que este requisito en cualquier plaza de función pública en Mallorca y en el resto de Islas Baleares.

Tanto la representante de El Pi en la Mesa de la Asamblea de Alcaldes y Alcaldesas, Leonor Bosch, como el conseller insular, Antoni Salas, consideran que continuar con la suspensión de la regla de gasto es necesario por la alta inflación de estos últimos años. “Parece que esta suspensión dejará de ser efectiva a finales de 2024 y los ayuntamientos no podrán disponer de todos los ingresos que generan y esto no lo podemos consentir”, ha explicado Salas, que también es alcalde de Costitx.

“Hay recursos económicos comprometidos en obras y contratos de servicios que están en una revisión de precios al alza y comprometen los presupuestos ordinarios, entre otros motivos, y por eso es necesario que todos los ayuntamientos puedan disponer de todos el dinero e ingresos que generen”, ha explicado Bosch, que es alcaldesa de Banyalbufar.

Por otro lado, Bosch también ha pedido que el catalán continúe siendo un requisito en cualquier plaza de función pública. “Las lenguas no tienen que ser un motivo de confrontación, sino un motivo de orgullo, de riqueza y multiculturalidad de la cual tenemos que estar orgullosos” asegura.

Salas ha añadido que “el catalán no es un obstáculo para que lleguen buenos profesionales a las Islas, sino el alto coste de la vida, la dificultad para encontrar vivienda y la falta de complementos económicos para compensar estas dificultades”.

“Por eso, pedimos que el Consell de Mallorca pida al Estado que se puedan continuar utilizando los remanentes y que el catalán continue siendo un requisito en cualquier plaza de función pública en las Islas Baleares” ha concluido Bosch.

Compártelo

Utilizamos cookies, propias y de terceros, para optimizar su visita y mejorar nuestros servicios mediante la personalización de nuestros contenidos y analítica de navegación. Más información en nuestra Política de cookies.

Indique que cookies quiere aceptar