fbpx

El Pi propone que el edificio de GESA se convierta en un centro internacional de innovación y cultura

El Pi propone que el edificio de GESA se convierta en un centro internacional de innovación y cultura

El PI Palma considera que el Ayuntamiento tendría que descartar la propuesta de hacer un nuevo museo de arte contemporáneo en el edificio de GESA y apostar por un centro referente en innovación, cultura y participación ciudadana. “El edificio de GESA se tiene que convertir en el nuevo corazón cultural y de innovación de la ciudad”.

La formación recuerda que la idea de hacer un museo de arte contemporánea se tiene que descartar. “La ciudad ya tiene museos y centros expositivos dejados y olvidados por las instituciones y estos son los que se tendrían que potenciar, no crear uno de nuevo que diluirá todavía más la oferta en este ámbito”, explican desde el comité de Palma.

“Existe la Fundación Miró, el Palau Solleric o el Baluard. Son museos y centros que no tienen ninguna repercusión ni el dinamismo que tendrían que tener en una capital turística europea como Palma. Es incomprensible que en lugar de mejorar y potenciar estos espacios, Cort decida que vale más hacer uno de nuevo y que malviva al lado el resto de museos y centros de Palma”, insisten desde la formación.

Por eso El Pi propone que el edificio de GESA, obra del arquitecto Josep Ferragut, que tiene una posición privilegiada en Ciutat, con doce pisos de altura, 15.000 m² de superficie y catalogado BIC, tendría que ser un emblema para Palma convirtiéndose en un centro referente internacional de innovación, cultura y participación ciudadana.

Este espacio podría incluir espacios de creación artística, salas de coworking, muestra de la innovación que se hace en las Islas Baleares, punto de encuentro para artistas, laboratorio de ideas por el emprendimiento innovador… “No sería tanto un espacio de visita como un espacio de acción y creación. Hace falta avanzar en nuevos conceptos que unan la cultura con la innovación y que den más oportunidades a sus protagonistas”, explican desde la formación. “Una especie de Tabakalera a Donostia o la Ciutat de les Arts i les Ciències de València”, insisten.

“Es una apuesta clara por la innovación y la cultura propia y para contribuir a diversificar el perfil turístico, económico y social de Mallorca”, insisten. “Este centro, junto con el Baluard del Príncipe hasta el Palacio de Congresos, se convertiría en un eje cívico-cultural que reformularía este trozo de la fachada marítima de Palma y su atractivo turístico”, han sentenciado.

Compártelo

Utilizamos cookies, propias y de terceros, para optimizar su visita y mejorar nuestros servicios mediante la personalización de nuestros contenidos y analítica de navegación. Más información en nuestra Política de cookies.

Indique que cookies quiere aceptar